Un no poema para leer

Al poema no se lo lee
se le mete el cuerpo
que llene
de moretones
que fracture huesos
con palabraspalo
palabraspiedra
que corte en pedazos
con palabrascuchillo
que invente
con palabrasrara
que arranque certezas
con palabraslocas
palabraslibres
que haga llorar
con palabrasagua
que señale
apunte
haga fuck you
con palabrasíndice
pero no lo leas
jamás
lo leas
metele el cuerpo
porque
no son las palabras
nunca
son
las palabras

Otrosrostros

a veces
hablo con algún demonio
vos vas a ser tierra
alimento de un yuyo me dice
y yo pienso
qué me diría un ángel
nunca hablé con uno
debe ser porque
no fuman
ni toman
ni mean
ni vomitan
contra los árboles
ni duermen en la calle
jamas vi uno
salvo en estampitas
o enunadesas
como yo
no existen

Anatomía del amor


Hacé click en la imagen y lo vas a poder leer, chicat@

Abrilando

Cuántas veces
hay que morir
en cuántos pedazos más
hay que desparramarse
cuántas noches más
podemos escondernos
hablamos con señas
para que no nos escuche
el viento silba entre las piedras
despreocupado
una canción que nadie entiende
no quiero
morir en un lugar sin árboles
donde el sol
pasa una vez por semana
la carne
la sangre
el pis
la caca
se diluyen en el río
donde nos lavamos la cara
para despertarnos
abajo o arriba
de la tierra
los cuerpos jóvenes
se pudren
no nos queda ningún pájaro
en la cabeza
no nos queda nada
ni ganas de llorar
ni miedo
sólo enojo
no quiero ojos
ni oídos
sólo un cuerpo
y otro cuerpo
manos
y otras manos
y caricias
caricias
la vida
no sucede
hay que imaginarla
somos restos
siempre restos
dormir
es sorprendente
mucho más
despertarse
cuando estoy a salvo
tengo miedo
me silencio
me asolo
y prendo la luz

Un poema para sidney west

Nací en el otoño de 1962
el año
en que murió
chester carmichael
en melody spring
las chicas cantan
los chicos bailan
las viejas tejen
los viejos fuman pipa
menos chester
que ahora está entre las raíces de un árbol
como el ciruelo que regaba cab cunningham
con sus lágrimas secas
desde ahí lo mira un pájaro
el mismo que lo miraba fijo el día en que murió
cada tanto
se posa en la tierra
se inclina
para escuchar a chester carmichael
un árbol
un pájaro
tierra y raíces
esperan tranquilas como el sol
en melody spring como en tolosa
viste Juan
no les demos bola a sidney
el pájaro
no se quedó solo
como el sapo de stanley hook
sigue volando
como vernon vries entre las palomas
antes de que le reventaran los ojos
no nos lamentemos por nada Juan
menos aún por el pájaro de chester carmichael
las voces
se siguen escuchando

Fokker

En la superficie
el aire
copia
al rio
el aire y el río
contienen
un instante
una última forma humana
un último sonido
la muerte
mira desde arriba
baja del cielo
y como un dios
engendra niños
en otras mujeres que
los amamantan a mentiras
besan en falso
acarician en solfa
y les hablan de amor
y callan
cuentan
con el silencio
de su dios
del río
de la plata
pero hoy 
hay
sudestada

No hay un pez en el final del vuelo

Ahí va
el cangrejo
volando atravesado
por el anzuelo
hacia el mar
hacia la corvina
la tanza transparente
para la cinchada final
miro el duelo
cruzo los dedos
siempre
por el más débil
para el cangrejo
es tarde
la vida de uno
el alimento de otro
la fiesta
la muerte
al final llega
a los extremos de la tansa
también
al espectador
por más
que cruce los dedos

Cuestiones con las palabras

No somos nosotros los contradictorios, son las palabras.

A las palabras hay que estrujarlas hasta que no digan más nada.

A las palabras hay hacerlas pedazos, desintegrarlas para tratar de que muestren todas sus partes.

La palabra niega, hay algo que no dice.

Una misma palabra no te pega nunca en el mismo lugar de tu cabeza.

Por más que desnudes una palabra, le saques los disfraces, nunca la ves tal cual es.

Dale un instrumento, la palabra siempre ejecuta su mejor concierto para que cada uno escuche su propia canción.

Frena, sostiene, empuja, atrapa. La palabra, una masa, tiene su inercia.

Una palabra después de pronunciarla toma infinitas formas.

Una palabra no dice lo mismo todo el tiempo.

El silencio no existe, es una de las formas que toman las palabras.

Las palabras, nunca desaparecen.

Las palabras siempre dicen lo que quieren mientras nosotros escuchamos lo que podemos y viceversa.

Las palabras se las ingenian para escaparle al aburrimiento de decir siempre lo mismo.

En lo que resta, en el descarte, en lo que está afuera de la palabra, está la poesía.

Hablamos del borde, de lo que está afuera, también está el fondo, lo oscuro, ese lugar dónde dejamos de ver y sólo queda la palabra.

Defectos de la realidad

todotodo
no es posible
los sueños
también mueren
aunque nos implanten
el piadoso chip 
de la esperanza
cuando veo mis pedazos
tirados ahí
no se me ocurre
dejar flores
ni encender una vela
pienso
un muerto más
además
no me gustan los velorios
entonces
no queda más
que resucitar
tirarse de cabeza
a un nuevo simulacro
de felicidad
a otro espejismo
hasta la próxima
muerte
y así
algo de nosotros
se va
deja que el cuerpo
se desplome
se pudra
un huesolvido
un etcetera a secas
otro más

Cuestionamiento de un día lluvioso

Voy
por 1/2 tubo
por 1/2 broli
una de las dos
me

parte
la cabeza
al diome
es decir
en 1/4

Y mi viejo, una noche, volvió

Escuché ruido
en el fondo
salí
con una guitarra
en gesto amenazante
sobre mi cabeza
de noche
me dan miedo los ruidos
aparece mi viejo
cuando lo ví
el miedo
pasa
en mis manos
tengo su brazo
la guitarra
desaparece
está en short
sucio
quemado
tiene manchas
ampollas reventadas
barbudo
una pierna quebrada
dónde estabas
Sánchez
dónde estabas
no contesta
me mira
perdido
no sé
de dónde viene
no dice nada
quizá
no tenga nada
para decir
y soy yo
quien necesita
escuchar algo
no de él
sino
de mí

los sueños
un rollo
del que sueña

Espantapájaros


Una llave perdida


Cuando nada te duele

Si te golpeas un dedo y te duele
cortalo
si te duele
cortate la mano
si el dolor sigue
cortate el brazo
seguí
seguí
hasta que no quede

nada

ahora bien
si no te animás
a arrancarte lo que te duele
cuando te golpees un dedo
seguí golpeándolo
cada vez más fuerte
una
y otra
y otra vez
cuando no puedas más
te dolerá
el último golpe
el primero será

nada

cualquiera de los dos métodos
concluyen

para que no duela

nada

tiene que existir.

Entomólogos

Te atás
a alguien
como a las zapatillas
un nudo moñito
con el movimiento
se desata
por eso de la horma
ninguno se sale
entonces
uno y otro
como mariposas
quedan pinchados
a un telgopor

Un exorcismo al revés

No hay lugar
para poner los pies
ni acurrucar el corazón

ensuciamos el mundo
con una colección
de atrocidades

el aire
tiene mal aliento

nadie
se copia
de los pájaros

se navega
con el bote hundido

para la vida
no hay mapa
y los huesos
se hacen olvido

cuando la boca
no alcanza
para explicar
alcanza
para el alcohol.

Se reflejan

se reflejan
los veleros
amarrados
en la marina
el río santiago 
marca el compás
suave danza
esperan
la travesía

desde la orilla
los miro
sin baile
ni espera
un naufragio
en medio
de tanta
superficie 
opaca

Cuando volví

cuando volví

volví
no sé

cuando volví
de la guerra
volví
muerto
intenté
inútilmente
vivirme
probé
diferentes formas
de estúpidos suicidios
sin éxito

acá estoy
disfrutando
de mis fracasos

Noviembre 14

la luna

está cerca

no     salí a verla

se va a repetir

en 18 años

no     voy a estar

estamos lejos


no     me importa

Cosas que Madariaga gatilló en mi cabeza

se aprenden 
el barrio
la noche
la poesía
también
se prenden
se encienden
como
la sangre
el corazón 
las lagrimas

el tiempo

sabe
no se apaga

***

Los peldaños blancos
no suben ni bajan no hay arriba no hay abajo vanivienen sin sentido sin edad sin tiempo sin nada con todo ni bueno ni malo un lado el otro este aquel de acá para allá se ve una cosa de allá para acá se ve otra ni cara ni ceca un mismo lugar sin calma sin alma sin karma
la esquina
me gusta
sin semáforo

***
en la oscuridad
el fuego
no quema
alumbra
y se ve
nítido
lo perdido

***

el árbol da sombra al hombre
el edificio al árbol
la sombra entristece
al árbol
al hombre
mueren
de tristeza
ciudad sombría
edificios mudos
una boca
es
un abismo

Mi cuaderno colecciona palabras...

mi cuaderno
colecciona palabras
desordenadas
con el tiempo
las acomoda
en las hojas
que no se arranca

mi lapicera
no sé muy bien
a qué se dedica
no la entiendo

durante el día
les leo poesía
mientras
ellos
hacen lo que quieren

a la noche
se me acuestan
en la mesita de luz
si a uno de ellos
lo golpea una palabra
se despierta
despierta al otro
hacen ruido
si tengo suerte
y se ponen de acuerdo
todo
termina rápido
se duermen
pero
si al loco se le ocurre
arrancarse una hoja
la loca se le pone de punta
discuten
discuten
putean
he visto
volar al cuaderno
a veces a la lapicera
jamás
vi volar una de esas palabras
que los golpeó
y yo mientras
les grito
o pienso que les grito
paren locos de mierda paren
paren
no jodan más
esperen el día
en silencio
ya van a volver
ya
van
a
volver